El Hospital de Niños ya atendió durante este año a cuatro menores con lesiones muy severas por mordeduras de perros, una de ellas falleció por esa causa.

Según la directora del Hospital, la doctora Olga Arguedas, uno de los aspectos que llama la atención es que el 80% de las mordeduras suceden en los hogares con animales de la propia casa y en el 50% las mordeduras las ocasiones perros de razas no determinadas.

Un 67% de la población atendida presentó lesiones muy severas en la cabeza, cara y cuello, debido a su baja estatura y generalmente el ataque provino de perros de gran tamaño.

El año pasado un promedio de ocho personas por mes fueron internadas durante el año pasado por ataques de perros, según el registro del Área de Estadísticas de la Salud de la Caja de Seguro Social.

La información reveló que la mitad de las personas afectadas eran menores de nueve años y la cuarta parte de la población requirió ser referida e internada en el Hospital de Niños.

Algunas recomendaciones por parte de la jerarca son:

  • Nunca dejar a un niño o niña en una misma habitación con un perro.
  • Siempre estar atento y supervisando el quehacer de los menores.
  • Se le debe explicar a la población infantil cuáles son las conductas que molestan a los perros, por ejemplo que no se deben tocar cuando están comiendo, ni meter la manos en la taza donde se encuentran sus alimentos.
  • Los padres y madres deben saber que los perros tienen un patrón común de cuido y cuando no tienen condiciones óptimas ellos también se estresan y se vuelven agresivos.
  • Cuando el perro está enfermo se debe dejar tranquilo.
  • Los perros no deben perturbarse.
  • Se deben saber que los perros se estresan cuando están en espacios físicos muy pequeños, están amarrados y  no tienen un cuido veterinario.
  • Extremar la cultura de dueño responsable de mascotas.
Compartir 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here