Los pacientes indígenas de Bribrí en Talamanca que tengan úlceras venosas, diabéticos con daño en pie, úlceras post infecciosas o post traumáticas, así como heridas post quirúrgicas, ya no requieren trasladarse hasta el hospital Tony Facio de Limón para recibir curaciones.

Ahora esta población cuenta con una clínica de Heridas y de Úlceras que fortalece los procedimientos de atención médica para generar menos dolor en las curaciones.

En la clínica trabajan con materiales con tecnología específica y personal capacitado para el diagnóstico, manejo y tratamiento de cualquier tipo de lesión a pacientes, adecuados a las necesidades individuales; esto ha permitido registrar un porcentaje del 50% en la aceleración de la curación de las lesiones.

Según el especialista en Medicina Familiar del ebáis Bribri, el doctor Guillermo Cubillo, en la actualidad, la clínica atiende un promedio 138 procedimientos mensuales, donde al menos diez de ellos, requieren servicio de ambulancia para el traslado desde su domicilio.

Compartir 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here