En la unidad de quemados del hospital de niños se mantienen a cuatro menores atendidos por quemaduras, el descuido de los padres o encargados es lo que provoca este tipo de incidentes, según señaló el director general en ejercicio del centro médico, el doctor Carlos Jiménez.

La principal causa de las quemaduras se da por líquidos calientes, esto en el caso de tres de los pacientes, la otra es una niña que resultó herida con pólvora en la madrugada del 31 de diciembre, ella presenta una lesión importante en el tobillo, tras el incidente con los conocidos “espantasuegras”.

El 2018 cerró con una cifra de 304 menores quemados, casi el 50% de ellas fueron con líquidos. El doctor Jiménez hace el llamado a no bajar la guardia en la supervisión de los menores para evitar este tipo de inicidentes.

Compartir 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here