El ministro de educación, Edgar Mora, firmó este viernes una directriz en la que solicita a los docentes, convertir las escuelas y colegios en espacios libres de discriminación y seguros para los estudiantes migrantes y refugiados.

En el documento, el jercarca del Ministerio de Educación Pública (MEP) declara el más absoluto repudio a toda manifestación que llame al odio o a la violencia contra poblaciones de distintas nacionalidades que habitan temporal o permanentemente en el país.

Mora manifestó que el documento desmiente que el sistema educativo costarricense está sujeto a una presión extraordinaria.

% | % | % Single Page

LEAVE A REPLY

Please enter your name here
Please enter your comment!