El Ministerio de Salud emitió una alerta sanitaria tras confirmarse 33 casos de hepatitis A en Puntarenas.

Al principio se creía que la causa del brote era por agua contaminada en Chacarita, Barranca, Esparza y Lepanto; pero los resultados dieron negativo.

El estudio de los casos y las muestras de laboratorio para la investigación que realizan los especialistas, apuntan ahora a confirmar como fuente de contaminación la mala higiene en la preparación de productos alimenticios y la presencia de coliformes fecales en la comida.

El Ministerio de Salud informó que como parte de las medidas de control se coordinó medidas inmediatas de intervención con municipios, organizaciones locales, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), para el abordaje integral del brote.

Dejar respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!