Lorena Bogantes (lbogantes@crc.cr)

El llamado santo de América, el salvadoreño Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez será canonizado este domingo 14 de octubre a las 10:00 a.m. hora de Roma, 2:00 a.m. hora costarricense.

El acto se llevará a cabo en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

Monseñor Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba la Eucaristía. El obispo será elevado a la santidad por el papa Francisco, quien en el año 2013 decidió retomar el proceso que buscaba declararlo santo.

El procedimiento se había frenado por un grupo que consideraba que era culpable de la muerte de 70.000 personas durante la convulsa época de los años 70 el país centroamericano. Así lo afirmó a Noticias CRC el periodista corresponsal de la agencia AFP, Carlos Márquez.

Nunca nadie fue llevado a juicio en estos 38 años por el asesinato de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

Monseñor Romero es recordado por manifestar su oposición al gobierno, al ser voz de los que no tenían voz, tal y como lo señala el diácono de la Diócesis de Tilarán-Liberia, Luis Suárez.

Su última homilía es considerada su sentencia de muerte por la denuncia que hizo: “en nombre de Dios y de este pueblo sufrido… les pido, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, cese la represión”. Era el domingo 23 de marzo de 1980… Un día después fue asesinado.

El magnicidio sucedió mientras presidía la Eucaristía en la capilla del hospital Divina Providencia en la colonia Miramonte de San Salvador.

El antiguo arzobispo de San Salvador, Arturo Rivera y Damas llevó la causa de santidad de Monseñor Romero ante el Vaticano en los años 90. En una fase inicial diocesana se realizaron las primeras investigaciones sobre su martirio, vida pastoral y familiar. Sin embargo, se presentaron problemas en El Salvador, señaló el periodista Márquez.

En el 2015 el Papa Francisco firmó el decreto de beatificación por su martirio. Para la segunda fase del proceso debía probarse un milagro, este fue el de una mujer embarazada con una enfermedad terminal, también en el 2015.

El último paso se cumplirá este domingo en la Plaza de San Pedro en Roma. Acudirán más de 7.000 salvadoreños, incluida la familia Rivas, protagonista del milagro atribuido, donde también serán canonizados el Papa Pablo VI, tres beatos y dos beatas.

Compartir 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here