Este sábado, 1 de diciembre, México entrará en una nueva etapa de su política internacional con la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En su viraje político, México se presenta en Latinoamérica como un contraste a las experiencias de las izquierdas en el resto de la región como señala el politólogo, César Zúñiga.

México es la segunda economía de América Latina detrás de Brasil y el puerto de entrada a los Estados Unidos para miles de migrantes.

Con la elección de López Obrador, México se convierte en un contrapeso de los gobiernos derechistas en la región, en especial los de Brasil y Argentina. Para el académico y relacionista internacional, Carlos Murillo, el papel de México en la región debe ser más preponderante.

El otro gran desafío de la Administración López Obrador se encuentra en su frontera con un Estados Unidos liderado por Donald Trump. Para Murillo las diferencias políticas entre ambos va a ser uno de los grandes retos de AMLO.

Las diferencias políticas en la relación entre López Obrador y Trump los enfrenta inevitablemente en el tema de migración. En este momento, 9 mil migrantes, en su mayoría centroamericanos, se encuentran en la frontera entre ambos países y su presencia ha generado la furia del presidente Trump.

De acuerdo con el politólogo César Zúñiga, la situación presenta una paradoja para México.

Como respuesta a la situación, el presidente Trump ha amenazado con cerrar la frontera de forma indefinida. Mientras la Administración López Obrador negocia una especie de Plan Marshall para el sur de México y el triángulo norte de Centroamérica.

El programa buscaría aumentar la inversión de los Estados Unidos a 1.500 millones de dólares para Honduras, el Salvador y Guatemala. El equipo de AMLO confía en absorber a la mayoría de migrantes con programas de empleo en el sur de México y flexibilidad en los trámites migratorios.

Para el analista, Carlos Murillo las expectativas del pueblo mexicano, el contrapeso político en la región y la tensión generada por las caravanas migrantes pueden sobrepasar las capacidades de la Administración López Obrador.

A partir de este sábado, México solo tiene una certeza en su política exterior. La incertidumbre en la capacidad que tenga el presidente Andrés Manuel López Obrador para enfrentar los problemas en la región.

Dejar respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!