El exsiamés Samuel, debió ser operado nuevamente, este domingo debido a complicaciones pues acumuló líquido cefalorraquídeo en el cerebro, por lo cual debió recibir el drenaje, según explicó el jefe de neurocirugía, Juan Luis Segura. Este fue el segundo procedimiento para este menor ya que el sábado por la noche presentó un sangrado grave y se le practicó otra intervención quirúrgica.

Por su parte, su hermano gemelo, Ezequiel permanece más estable en la unidad de cuidados intensivos y ambos están sedados.

La cirugía de separación de estos menores, quienes estaban unidos por su cabeza fue calificada como histórica por su complejidad técnica, su duración, la dificultad que engendró y la cantidad de profesionales y técnicos participantes. En los quirófanos asignados permanecieron cerca de 20 personas.

Fue una cirugía que se viene planificando desde hace dos años y en la que mediaron consultas tanto a médicos nacionales y a expertos internacionales. Precisamente uno de ellos señaló la gran dificultad que tenía esta cirugía de separación.

Compartir 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here