El Tribunal de Apelación de Sentencia de Santa Cruz confirmó este miércoles la condena del albañil Gerardo Ríos Mairena por la masacre de cinco estudiantes en Liberia, Guanacaste.

Ríos fue sentenciado a descontar 216 años de cárcel por asesinar con arma blanca en la noche del 18 al 19 de febrero del año 2017 a los jóvenes que se encontraban en un apartamento en barrio La Victoria de Liberia.

El abogado José Francisco Herrera, quien confirmó el fallo la mañana de este jueves, se mostró disconforme con la resolución y, a la vez informó de que presentará un recurso de casación ante la Sala Tercera.

“El tribunal declara sin lugar mis alegatos criterio que respeto pero no comparto. Eso me obligada a presentar recurso de casación ante los señores magistrados ya que considero que estamos en presencia de una escena contaminada y además mi defendido a mi criterio es inocente”, afirmó.

Ríos fue condenado por el Tribunal de Juicio de Liberia el 30 de enero del 2018. En aquel momento, los jueces Guillermo Arce Arias (quien presidió), Andrea Rodríguez Sandí y Kathy Abarca Serrano, determinaron que el quíntuple asesinado obedeció a un deseo sexual de parte del imputado con una de las víctimas, a quien abusó sexualmente antes de asesinarla.

El caso que se juzgó ocurrió durante la noche del miércoles 18 y el amanecer del jueves 19 enero del 2017, cuando presuntamente Ríos entró al apartamento donde estaban las víctimas y las atacó con una arma blanca.

Las víctimas mortales fueron Ingrid Massiel Méndez Serrano, de 24 años, una estudiante de Psicología de la Universidad de Costa Rica (UCR) en Liberia; Dayana Martínez Romero, de 24 años, estudiante de Educación y Dirección de Empresas de la UCR; Ariel Antonio Vargas Condega, de 24 años, estudiante de Gestión Empresarial de la Universidad Técnica Nacional (UTN).

Así como los novios Stephanie Hernández García, de 23 años, estudiante de Educación y Dirección de Empresas de la UCR y Joseph Briones Solís, de 22 años, estudiante de Dirección de Empresas y Administración Aduanera de la UCR.

Dejar respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!