Un total de 148 conductores fueron remitidos al Ministerio Público por manejar bajo altos niveles de alcohol, durante enero.

El director de la policía de tránsito, Germán Marín, explicó que cinco conductores al día fueron llevados ante las autoridades judiciales por conducir en estado de ebriedad.

La Policía de Tránsito realizó 1.600 pruebas de alcoholemia el mes pasado, de las cuales 211 fueron positivas.

En 24 ocasiones la infracción fue una multa de ₡318.000 y la acumulación de 6 puntos en la licencia, lo que obliga a los conductores sancionado a llevar un curso de reeducación vial.

En diciembre pasado la Fiscal General de la República, Emilia Navas, anunció que los conductores que fueran sorprendidos en estado de ebriedad, serán llevados a las celdas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here