El exdiputado del Partido Renovación Costarricense, Abelino Esquivel tendrá una audiencia mañana en el Juzgado Penal de Hacienda que definirá si va a juicio por aparentemente haber cobrado dinero de manera ilegal a sus asesores en la Asamblea Legislativa.

Al menos tres excolaboradores del excongresista evangélico lo señalan de sostener una parte del salario, costeado por el Congreso, para financiar a la agrupación política.

La tesis del Ministerio Público es que Esquivel y su jefe de despacho, quien es hermana del exlegislador, incurrieron en cuatro presuntos delitos de concusión y uno de enriquecimiento ilícito.

Además, la Fiscalía busca enjuiciar a la esposa de Esquivel, de apellido Cortés, quien es tesorera de Renovación Costarricense por dos concusiones y un delito de enriquecimiento ilícito.

Mañana a partir de las 9 de la mañana el Juzgado Penal tendrá que tomar la decisión sobre el porvenir del exdiputado.

Esquivel también enfrenta una acusación por aparente tráfico de influencias, denunciado por el exministro de Justicia, Marco Feoli.

Según Feoli y el Ministerio Público, Esquivel pidió beneficios carcelarios para un pastor evangélico condenado a 16 años de cárcel por violación agravada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here