Por Alejandro Meléndez

La calificadora de riesgo Moodys reclasificó la deuda de Costa Rica de B2 a B1, según anunció el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves.

De acuerdo con el titular de Hacienda, esta decisión de una de las tres agencias calificadoras de riesgo le costaría 250 millones de dólares por año al gobierno.

El ministro Chaves dio la noticia durante su comparecencia ante el Parlamento por el alto déficit fiscal con el que cerró el gobierno en el 2019, de 6,96%.

De momento las otras dos agencias, Standard and Poors y Fitch Ratings, no han seguido los pasos de Moodys.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here