Europa Press

Las organizaciones Amnistía Internacional y Human Rights Watch calificaron la situación en El Salvador de “peligrosa” y «grave».

Las dos organizaciones criticaron al presidente de ese país, Nayib Bukele, por desplegar al Ejército en la Asamblea Legislativa, en el marco de una sesión extraordinaria en la que debía votarse un préstamo para una iniciativa de seguridad interna.

La directora de Amnistía Internacional para las Américas, Erika Guevara-Rosas, tuiteó que Bukele parece que olvidó la nefasta historia de violaciones de derechos humanos en la nación centroamericana.

Por su parte, el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, manifestó que Bukele ha provocado una “grave crisis constitucional”.  

Efectivos de la Policía Nacional Civil y de las Fuerzas Armadas irrumpieron ayer en la sede de la Asamblea Legislativa, durante una sesión extraordinaria convocada por Bukele.

El mandatario salvadoreño quiere la aprobación de un préstamo para una iniciativa de seguridad interna y dio una semana a los diputados para aprobar el financiamiento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here