Por Alejandro Meléndez D.

La Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), anticipa medidas “violentas” de la junta directiva de la Caja de Seguro Social (CCSS), para garantizar la sostenibilidad del régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Según ANEP, la edad para acceder a la pensión de dicho régimen será de 65 años, indistintamente de si se es hombre, o de si se es mujer. En éste caso, las trabajadoras deberán laborar 5 años más del tope actual y los varones pasarán a tener que laborar 3 años más.

Por otra parte, el monto final a recibir por pensión quedaría en un 40 %, no ya el 60 % actual; y, ese 40 % sería producto del cómputo de los salarios devengados durante toda la vida laboral de la persona trabajadora cotizante para el régimen; ya no como en la actualidad que es el promedio cotizado durante 20 años de desempeño activo en el mercado de trabajo.

El sindicato llamó al representante de los trabajadores en la junta directiva de la Caja, Mario Devandas a que no vote por estas modificaciones que se verán en la máxima autoridad de la institución.

La agrupación pide que los sectores que también tienen representación en la junta directiva de la entidad abran el espacio de diálogo para llegar a una solución solidaria para la estabilidad del régimen.

De acuerdo con cifras de la dirección de pensiones de la Caja, en el año 2037, el régimen del IVM ya no sería sostenible por un asunto de carácter demográfico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here