Por Alejandro Meléndez

Los diputado aprobaron en primer debate un proyecto de ley que traslada el dinero ahorrado por las reducciones a las pensiones de lujo a la atención de la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus.

Esos recursos se desprenden de otra legislación que generaba un impuesto solidario a las pensiones superiores a los 4 millones de colones con cargo al presupuesto nacional, de manera que se generaba un ahorro de 12 mil millones de colones.

Ese superávit se destinará a subsidios para personas que se quedaron sin trabajo a raíz de la crisis económica que desencandenó por las medidas para combatir el COVID-19.

Esos recursos se inyectarán al Régimen de Pensiones No Contributivo de la Caja de Seguro Social, para que lleguen a la población identificada en estado de pobreza, según lo explicó el diputado del Frente Amplio, José María Villalta.

Villalta recordó que el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja y el No Contributivo no están sujetas a la regla fiscal, por lo que pueden crecer tanto como el presupuesto lo permita.

El Poder Ejecutivo presentará un presupuesto extraordinario para orientar estos recursos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here