El cierre de una planta de la empresa Gas Nacional Zeta, en Guápiles, generó un choque de versiones entre esa compañía y la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

La Aresep envió este lunes un comunicado de prensa en el que indicaba que ejecutaron una medida cautelar y procedieron al cierre de la planta, “por incumplir con los requisitos de seguridad, necesarios para la extensión de la concesión”, tras visitar el lugar.

Ante esa publicación, Gas Nacional Zeta se desmarcó de esa versión y, este martes, comunicó que el cierre de la planta “obedece a voluntad propia de la administración de Zeta Gas.

El 11 de setiembre pasado la compañía envió la notificación de cierre a la Dirección General de Transporte y Comercialización de Combustible, a los ministerios de Ambiente y Energía (Minae), Trabajo, Coordinación del Sector Privado, Comercio Exterior, Aresep y el cuerpo de Bomberos.

El gerente de operaciones de Zeta Gas, Guido Gutiérrez, señaló que Bomberos fueron los únicos en solicitar modificaciones en la seguridad de la planta.

Noticias CRC consultó a la Aresep sobre la versión de Zeta Gas. Mediante su departamento de prensa recalcaron que ellos procedieron con el cierre del lugar en Guápiles y que, actualmente, se sigue un procedimiento administrativo contra la empresa, debido a que la planta operó sin autorización.

Por último, Gutiérrez indicó que a la fecha no han recibido ninguna notificación sobre un procedimiento administrativo contra la compañía.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here