Por: Andrés Cascante

El vicepresidente de la Asociación de distribuidores, empresarios y vapeadores de Costa Rica (ASVAPECR), Rodolfo Segleau, considera que poner un alto impuesto a los vapeadores, podría llevar a los consumidores a acudir al mercado negro o bien, a recaer en el cigarrillo.

Segleau añadió que cuando se encarece un producto, que en este caso compite con el cigarrillo, «desestimula al consumidor que está utilizando un productor de alto riesgo a uno de menor daño».

El vicepresidente de ASVAPECR agregó que el impuesto también afectaría a la industria y que inclusive «forza el cierre de las empresas y el desempleo».

La reacción de la asociación se da luego de que días atrás en la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea Legislativa, se dictaminó de manera unánime el proyecto 21.658, que fija un impuesto del 40% a los vapeadores, cigarrillos electrónicos y todos los artefactos para ese uso.

El proyecto, además, contempla la fijación de ese tributo para que la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), los utilice en la compra de medicamentos que se requieren para enfrentar los efectos de las enfermedades provocadas por el consumo de estos productos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here