Por Alejandro Meléndez

Los aumentos salariales en el sector público no se harían efectivos cada año si la deuda del gobierno central supera el 60% del Producto Interno Bruto (PIB), según acordó el Poder Ejecutivo esta mañana.

Se trata de un decreto firmado esta mañana por el presidente Carlos Alvarado, el ministro de Hacienda Elián Villegas y la titular de Trabajo Geannina Dinarte, el cual permite al gobierno eliminar el crecimiento salarial en caso de que los gastos del gobierno central superen los ingresos en más del 60% de la producción nacional.

Según Villegas, esta medida generará un ahorro que crece cada año en al menos ₡23 mil millones de colones. De modo que en el 2021 se estima un ahorro de ₡23 mil millones, en el 2022 de ₡46 000 y al 2024 de ₡92 000 millones.

El jerarca recordó que la pandemia ha causado la mayor caída en el crecimiento económico desde inicios de los años 80 y que debido a los gastos extraordinarios y caída de los ingresos el déficit primario podría alcanzar el 3,4% del PIB y el déficit financiero un 8,6% del PIB, estimándose que la deuda pública alcanzaría un 67% del PIB, al finalizar el 2020.

Además el gobierno envió un presupuesto extraordinario al Congreso con una reducción de gasto de 62 mil millones de colones. Además incorpora los recursos girados por el Instituto Nacional de Seguros (INS), al Estado por 75 mil millones de colones y la transferencia de 58 millones de dólares del Estado a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), como parte de la deuda del Gobierno Central con la institución.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here