El presidente de la Asamblea Legislativa, Carlos Ricardo Benavides se mostró complacido con la aprobación en primer debate del proyecto que pretende regular las huelgas y se reservó la opinión sobre una eventual inconstitucionalidad de la iniciativa.

Benavides presentó esta iniciativa en el mes de diciembre y en aquel momento se aprobó una vía rápida para estudiar sus alcances, procedimiento que deja nueve meses después un primer aval con 40 votos a favor y 15 en contra.

Los cuestionamientos sobre el eventual roce de la Carta Magna surge a raíz de una moción que se incluyó a último momento para que el salario de los huelguistas sea suspendido desde el día número uno del movimiento y solo si la huelga es declarada legal se pagaría la totalidad de los días en huelga.

El presidente del Congreso manifestó que hay que esperar lo que diga la Sala Constitucional si la iniciativa reúne las 10 firmas de legisladores necesarias para hacer efectiva la consulta.

El también diputado liberacionista reconoció que la versión dictaminada le gustaba más en donde el pago se cancelaba de manera retroactiva a los manifestantes.

El plan fija plazos para que los juzgados laborales determinen la condición legal de una huelga en un plazo no mayor a 15 días, además obliga a las organizaciones sindicales a tener un correo electrónico para ser notificados sobre estos litigios.

En el caso de los servicios esenciales la huelga estaría totalmente prohibida. Además, desde el día uno de un movimiento huelguístico queda suspendido el pago salarial, de manera que si la huelga es declarada legal se pague retroactivamente el sueldo y si se determina que es ilegítima no se pagará ninguno de los días.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here