Por: Andrés Cascante

Una persona no identificada arrojó una bomba dentro de la Capilla de la Sangre de Cristo, en la Catedral Metropolitana de Managua, Nicaragua, lo que provocó un incendio.

Un cardenal que labora en el templo, manifestó que los testigos confirmaron que el hombre entró encapuchado, dio vueltas alrededor de la catedral durante unos 20 minutos y lanzó la bomba.

Dentro de la capilla estaba una trabajadora del templo y un feligrés.

La Arquidiócesis de Managua calificó el hecho como «un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable» y añadió que «debemos permanecer en constante oración para derrotar las fuerzas malignas», mientras que el cardenal que laboral en la Catedral sentenció que fue «un acto de terrorismo».

El templo alberga la imagen de la Sangre de Cristo, que tiene 382 años de antigüedad. Quedó completamente calcinada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here