Con las denominadas Megacortas, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) intervino durante todo el año pasado a casi 26.000 clientes residenciales y comerciales en toda su área de concesión, con moras en el pago de sus facturas de electricidad.

El objetivo de las 12 intervenciones realizadas fue gestionar la recuperación de dineros por concepto de facturas no canceladas. Durante estas actividades el monto recaudado rondó los ₡1.600 millones y se ejecutaron un total de 11.395 cortas de servicio.

“Con estas acciones se busca estimular una cultura de pago oportuno. Las sucursales de la CNFL realizan estas intervenciones como el último paso para el abordaje de clientes morosos, sin embargo en todo momento se tienen abiertos los canales de comunicación con sus clientes, informándoles oportunamente sus consumos facturados así como las fechas de vencimiento”, comentó Adán Marchena, subdirector de Comercialización.

LEAVE A REPLY

Please enter your name here
Please enter your comment!