El Liceo Monseñor Rubén Odio, ubicado en Desamparados, San José, mantiene activo desde el 24 de abril, el protocolo de actuación en situaciones de hallazgo, tenencia y uso de armas.

Esto debido a un video que circuló en redes sociales en el que un estudiante de ese centro educativo sostiene una aparente arma de fuego y apunta a otros jóvenes.

La Dirección Regional de Educación de Desamparados informó que desde esa fecha le dan seguimiento al caso para determinar cómo llegó la supuesta arma al colegio y quiénes son los responsables de esa situación.

La directora de Vida estudiantil del MEP, Katia Grosser señaló que el reglamento de evaluación establece que ingresar un arma a un centro educativo es una falta gravísima y tiene las sanciones correspondientes para esos casos. «A nosotros nos interesan las medidas correctivas que se encaminen a reparar el daño ejecutado. Si alguna de las acciones que se detectan son o ameritan ser catalogadas como un delito se refiere a la fiscalía para que haga las investigaciones necesarias», agregó.

Katia Grosser – Vida estudiantil del MEP

El protocolo para estos casos está disponible desde mayo 2016, durante el año pasado se decomisaron 6 armas de fuego y 222 armas blancas en centros educativos en el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here