En el 2018 se produjo un total de 1.462.397 toneladas, de estas, 832.664 fueron en la Gran Área Metropolitana (GAM), principalmente en hogares, luego comercios y otros.

Para ese mismo año aumentó la cantidad de residuos ordinarios que fueron compostados, es decir, material orgánico tratado para acelerar su descomposición y ser utilizados como fertilizante de suelo.

Sin embargo, la retracción del mercado internacional de residuos valorizables ha provocado una disminución en la cantidad de residuos reciclados. Para contrarrestar esta tendencia diversas instituciones han estado trabajando en un Plan de Acción para la Gestión Integral de Residuos, sobre el cual  detalló el Director de la Dirección de Protección Radiológica y Salud Ambiental, Eugenio Androvetto.

Eugenio Androvetto – Dirección de Protección Radiológica y Salud Ambiental

Según datos de RED CONSERVA (que agrupa a pequeños y micro recuperadores de todo el país), durante el 2018 se reportaron los cierres de 11 centros recuperación, lo que afecta directamente al reciclaje de este tipo de residuos.

Además, en el 2018 se logró colocar en rellenos sanitarios y vertederos un total de 1.296.202 toneladas, aumentando en 307.802 toneladas dicha disposición con respecto al 2016.

De igual manera, la disposición final de residuos ordinarios no adecuada que son arrojados en lotes baldíos, ríos, quebradas, bordes de carreteras, etc, bajó en 51.375 toneladas, en comparación a los datos 2016.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here