La Corte Plena decidió abrirle una investigación preliminar disciplinaria al magistrado Jesús Ramírez por su actuación en la reciente audiencia sobre el caso de la Unidad de Análisis de Datos (UPAD).

La decisión fue confirmada por la oficina de prensa de la Corte Suprema de Justicia, tras consulta de Noticias CRC 89.1 Radio.

La oficina de prensa indicó que por tratarse de un proceso disciplinario privado por disposición de la ley no pueden ahondar en detalles.

La medida acordada por la mayoría de los magistrados fue solicitada por la Asociación Costarricense de la Judicatura (ACOJUD).

Según esta Asociación, desde el minuto uno de la audiencia, fue evidente que el magistrado Ramírez no está en condiciones de conducirla, sus compañeros tuvieron constantemente que aconsejarlo, indicarle lo que debía decir y corregirlo a cada paso que daba.

En la audiencia presidida por Ramírez, los abogados del presidente Carlos Alvarado, uno de los investigados por el caso UPAD, presentaron unas supuestas actividades procesales defectuosas luego del allanamiento en Casa Presidencial y el decomiso de celulares, incluido el de Alvarado. 

El magistrado rechazó las presuntas actividades procesales defectuosas «ad portas» y luego las declaró inadmisibles lo que provocó una fuerte reacción de la Fiscalía, los querellantes y los defensores. 

A raíz de los fuertes cuestionamientos a los que fue sometido, Ramírez renunció a su cargo de presidente de la Sala Tercera. Ramírez dijo que el día de la audiencia tenía problemas de salud.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here