Por: Andrés Cascante

La crisis económica provocada por el coronavirus ha afectado fuertemente a muchos equipos de fútbol y otros deportes, uno de ellos es el Barcelona.

Cuando comenzó la pandemia y se llegó a la suspensión de La Liga y la Champions, el conjunto blaugrana se vio obligado a aplicar un ERTE por los altos salarios de la planilla y los pocos ingresos que estaban percibiendo.

Según Deutsche Bank, el club podría perder entre 120 y 260 millones de euros si no se reanuda el fútbol.

Con el fin de solventar su presupuesto, según el diario Sport, el club se vería obligado a vender a la mayoría de su planilla, incluso, menos a Lionel Messi, Marc-André Ter Stegen y Frankie De Jong.

Sin embargo, le método de venta sería acomodado con el fin de no debilitar al equipo, intentando vender primero a los jugadores que tienen cedidos o que no cuentan con mucha oportunidad en el equipo como Carles Aleñá, Riqui Puig y Martin Braithwaite.

Posterior a eso, se darían las ventas de jugadores como Samuel Umtiti, Iván Rakitic, Junior Firpo, Arturo Vidal y Phillipe Coutinho. Finalmente, si fuera necesario, darían paso a darle salida a Luis Suárez, Antoine Griezmann, Arthur y Ousmane Dembélé.

El conjunto blaugrana atraviesa una crisis económica que ha quedado expuesta durante este parón, imposibilitando hacer los fichajes de Lautaro Martínez y Neymar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here