Por Alejandro Meléndez

El presidente de la Asamblea Legislativa Eduardo Cruickshank descartó presentar una acción de forma unilateral que frene la entrada en vigencia del matrimonio igualitario que será mañana mismo.

Según un criterio del departamento de servicios técnicos del Congreso, el presidente legislativo no puede plantear un “conflicto de constitucionalidad” que tiene por objeto la revisión de lo resuelto por la Sala Constitucional en un voto previo, porque esa Sala es, precisamente, la que ejerce la función contralora de constitucionalidad de las acciones revisables por contravenir el derecho de la Constitución en el sistema jurídico costarricense.

Incluso el documento de servicios técnicos señala que un acto de esa naturaleza podría incurrir en fraude de ley.

Cruickshank indicó que él no se puede arrojar la representación de una mayoría de diputados.

El criterio de servicios técnicos además reiteró que no existe jurisdicción para que un acto como el que se estaba intentando impulsar, pues no se le puede pedir a la Sala que revise una sentencia que la misma Sala dictó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here