La Defensoría de los Habitantes continúa con las inspecciones sorpresa a albergues del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Estas medidas permiten darle seguimiento al trabajo hecho por la institución, el cual se ha venido desarrollando con intensidad desde junio del año pasado.

En ese momento se había detectado que en un 30% de los albergues había niveles considerables de sobrepoblación y hacinamiento.

Las inspecciones permiten comprobar la calidad de la atención que se le da a los menores de edad, al examinar que se cumplan ciertos requisitos dealimentación, cuido, condiciones de higiene, instalaciones, espacios para descanso, entre otros aspectos.

El vocero de la Defensoría, Ahmed Tabash, brindó algunos detalles de las revisiones más recientes que se realizaron en la provincia de Guanacaste.

Ahmed Tabash: Vocero de la Defensoría de los Habitantes

Cuando se detecta una situación que pueda poner en riesgo a la población menor de edad, se procede a informar a las autoridades del Patronato y, de ser necesario, a las autoridades judiciales.

En enero de este año, se detectó que en un albergue de Cartago los menores estaban siendo maltratados, por lo tanto, se contactó a la Fiscalía General de la República. Como resultado, dos personas fueron detenidas y se les impusieron medidas cautelares.

Por su parte, el PANIprocedió a cambiar todo el grupo de trabajadores del albergue, mientras se terminan de realizar las investigaciones correspondientes. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here