Por: Andrés Cascante E.

Este viernes se disputó la última semifinal del Australian Open y ya quedaron definidas las finales del primer Grand Slam del año, tras la victoria de Daniil Medvedev sobre Stéfanos Tsitsipás.

El ruso se impuso 6-4, 6-2 y 7-5, en poco más de dos horas de juego.

Con esta victoria, el tenista de 25 años, se asegura el puesto tres del ranking y podría escalar al dos, en caso de ganar la final ante el serbio Novak Djokovic, máximo ganador en la historia del torneo con ocho coronas y que nunca ha perdido una final en este certamen. La final se jugará el próximo domingo.

Por su parte, este sábado se jugará la final de la rama femenina, la estadounidense Jennifer Brady, 22 del ranking, jugará ante la japonesa Naomi Osaka, número tres del mundo y que recientemente eliminó a Serena Williams.

Osaka lidera el cara a cara, dos a uno, y su más reciente enfrentamiento fue en las semifinales del US Open del 2020, cuando la japonesa se impuso 7-6, 3-6 y 6-3.

Brady hasta el momento no ha ganado un título de Grand Slam, mientras que Osaka, ganó el US Open 2018, 2020 y el Australian Open 2019.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here