Por: Francisco León

La Policía de Fronteras detuvo a un presunto traficante de personas tras cobrarle 20.000 colones a dos extranjeros en condición migratoria irregular.

La captura se presentó en el cantón de La Cruz en Guanacaste, cuando un nicaragüense de apellido Lara transportaba a dos sujetos más y al ser interceptados por las autoridades confesaron haber pagado para ser trasladados hasta la localidad de San Fernando en Liberia.

Minutos después el hombre fue aprehendido por la Policía y de gual modo la Fiscalía de Liberia ordenó presentar ante dicha instancia judicial a los dos migrantes en calidad de testigos.

En Costa Rica, el  tráfico ilícito de personas, está sancionado con penas de 2 a 6 años de cárcel, mientras que en su modalidad agravada se castiga con penas de entre 3 y 8 años de prisión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here