Un 53% de la población penitenciaria tiene problemas de consumo crónico de drogas y es un factor de reincidencia.

El proyecto es una iniciativa del Ministerio de Justicia y Paz, en colaboración con el Instituto sobre Alcoholismo y Famocodependencia (IAFA) y el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD). La atención se dará mediante programas aprobados por el IAFA y tendrán una duración de 6 meses.

Las comunidades se construyen en dos centros penitenciarios del país: el Centro de Formación Juvenil en Zurquí de Heredia y el Centro de Atención Integral (CAI) 26 de julio en Puntarenas. También se levantarán dos más en el CAI Carlos Luis Fallas de Pococí y otro en la antigua sección de máxima seguridad del CAI Jorge Arturo Montero.

Este último podrá albergar a 132 privados de libertad durante la duración del programa, mientras que los demás tendrán capacidad para 40 personas.

La Ministra de Justicia, Marcia González, estableció que aquellos que participen de la iniciativa deberán demostrar voluntad para cambiar y comprometerse para cumplir con el tratamiento.

Cada unidad contará con un médico, un trabajador social, un experto en salud ocupacional y un psicólogo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here