Por: Andrés Cascante

-De Infobae. China criticó fuertemente la orden de Estados Unidos de cerrar su consulado en Houston, Texas; acción que calificó como escandalosa e injustificada y que saboteará las relaciones entre las dos economías más grandes del mundo.

El vocero del Ministerio de Exteriores, Wang Wenbin, condenó la acción, que se produce en un momento de crecientes tensiones entre Beijing y Washington y advirtió que tomará represalias si Estados Unidos no revierte la decisión.

El cierre unilateral del consulado general de China en Houston en un corto periodo de tiempo es una escalada sin precedentes de sus recientes acciones contra China”, señaló Wang en conferencia.

Añadió que “China condena esta decisión escandalosa e injustificada”, instando a Washington a dar marcha atrás porque, en caso contrario, responderán de la manera “adecuada”.

China cuenta con cinco consultados en Estados Unidos, el de Houston abrió en 1979. Por su parte, Estados Unidos, además de la embajada en Beijing, tiene otros cinco en otras ciudades del gigante asiático que podrían ser blanco de las represalias.

Tras conocer la decisión de Estados Unidos, los funcionarios del consulado chino quemaron documentos, por lo que tuvieron que llegar los bomberos; sin embargo, no fueron autorizados para acceder a la sede diplomática.

Este enfrentamiento sucede en un contexto de tensiones entre los dos países por la ley de seguridad en Hong Kong, las acusaciones de espionaje o la situación de los derechos humanos en la región de Xinjiang (noroeste).

Por su parte, el Departamento de Estado de EE.UU., explicó que la decisión se tomó ”para proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada de los estadounidenses”. Según declaró el vocero Morgan Ortagus, “la Convención de Viena dice que los diplomáticos de Estado deben ‘respetar las leyes y reglas del país anfitrión’ y ‘tienen el deber de no interferir en los asuntos internos de ese Estado’”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here