AFP- Este lunes, Estados Unidos anunció que negarán la residencia a los inmigrantes que se beneficien de ayudas sociales.

Según el director interino de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración, Ken Cuccinelli, esta nueva norma será efectiva a partir del próximo 15 de octubre.

Esta reglamentación va a afectar los procesos para recibir la nacionalidad de millones de inmigrantes, la mayoría latinos, que trabajan en empleos mal pagados y que dependen de ayudas sociales para vivir.

Entre las ayudas designadas están los subsidios para vivienda, el seguro de salud público Medicaid y los bonos para comprar alimentos.

El comunicado de la Casa Blanca, dicta que «esta cción va a ayudar a asegurar que si un extranjero entra a Estados Unidos, deba mantenerse a sí mismo y no depender de ayudas sociales».

Actualmente, cerca de 22 millones de extranjeros residen legalmente en Estados Unidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here