Por Alejandro Meléndez

Costa Rica expresó su deseo de que se respete la institucionalidad en El Salvador y de que se promueva el diálogo como método de resolución de conflictos, luego de que el presidente de ese país Nayib Bukele forzara con ayuda del ejército una sesión extraordinaria del Parlamento para la aprobación de un polémico crédito para seguridad.

La Cancillería emitió su primer pronunciamiento ante un hecho trascendente desde que la semana pasada asumió el tercer ministro de Relaciones Exteriores de la actual administración, Rodolfo Solano.

Para la Casa Amarilla, Costa Rica confía en que se mantenga el respeto a la independencia de poderes, y el respeto absoluto a la Constitución.

Bukele convocó a sus seguidores a rodear el Legislativo y realizó un llamamiento a la “insurrección” para forzar al Parlamento a aprobar un préstamo de 109 millones de dólares que impulse la Fase III del Plan Control Territorial, una iniciativa para mejorar la seguridad interna.  

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here