Por Alejandro Meléndez D.

El expresidente ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), y actual embajador de Costa Rica en El Salvador, Emilio Arias reconoció haber violentado una norma diplomática al referirse de manera pública al caso de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

Arias publicó, el 21 de junio pasado, en sus redes sociales una aclaración ante unas manifestaciones de la defensora de los Habitantes, Catalina Crespo, sobre el convenio de intercambio de información entre Presidencia y el Sistema Único de Beneficiarios del Estado (Sinirube).

El embajador mencionó ante la comisión legislativa que investiga la UPAD que omitió pedir permiso al Ministerio de Relaciones Exteriores (MREC), para pronunciarse con los medios de comunicación sobre el tema.

En esta misma audiencia la embajadora de Costa Rica en Colombia, María Fullmen se abstuvo de declarar ante los diputados.

El caso UPAD tiene un expediente abierto en la Fiscalía General contra ocho personas, entre ellas el presidente Carlos Alvarado. Los delitos investigados son abuso de autoridad, prevaricato y violación de datos personales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here