De 1.716 pruebas de alcoholemia realizadas a conductores, entre enero y agosto, 1.299 dieron positivo, por un estado de ebriedad tan alto, que fueron remitidos al Ministerio Público.  

El director de la Policía de Tránsito, Germán Marín, manifestó que los conductores se exceden en el consumo de licor y es un insumo de mucho peso para el plan estratégico a implementar en el último trimestre del año, caracterizado por las fiestas de fin y principio de año y la Navidad.

Marín agregó que la ley de Tránsito permite algunos niveles de alcohol en la sangre sin que amerite una multa. Entre enero y agosto se presentaron 213 casos

La multa por superar los niveles de alcohol es de ₡318.950 y los conductores acumulan seis puntos en su licencia, lo que les obliga a llevar un curso teórico de reeducación vial, por una semana, ganarlo con un 80, para poder renovar su permiso de conducir.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here