Por: Redacción

El ingeniero civil y especialista en trenes, Clinton Cruickshank, asegura que el país requiere de un tren eléctrico, pero no el que impulsa el Gobierno.

Cruickshank dijo en el programa La Hora que Ortiga, de CRC 89.1 Radio, que se opone al propuesto por la administración Alvarado por varias razones. Primero, porque a su criterio no debe costar más de $900 millones de dólares y, según cifras brindadas por el Gobierno, el costo será de $1.550 millones de dólares.

Además indicó que el proyecto tiene problemas en los 4 componentes fundamentales de un tren eléctrico: la vía, los trenes, el sistema de alimentación eléctrica y el sistema de seguridad.

En cuanto a la vía, el experto asegura que la vía no tiene que ser ancha como se ofrece, sino que debe ser delgada porque tiene más ventajas. Según dice, cambiarla trae el problema que se deja de integrar el país con el resto de las vías del país. Además se tiene que cambiar el ancho de los puentes y el costo que eso significa más costos. Esto aunado al costo de ampliar las vías.

En cuanto a los trenes, cuestionó que se esté hablando de tranvías, trenes lentos sin chasis y ante un accidente no hay soporte. Además aseguró que cada tranvía tiene un valor de $5.800.000 dólares (5 MILLONES 800 MIL DÓLARES) y son 72 de esos. El costo es porque hay una curva cerca de la estación del Atlántico y para pasar por ahí debieron crear un gusano. Según Cruickshank esto no había que hacerlo.

Clinton Cruickshank – Ingeniero civil y especialista en trenes

Asegura que ese tranvía no debe valer más de $3.800.000 dólares.

Cruickshank además explicó que en el tema de alimentación de los trenes, el proyecto contempla 24 subestaciones para tomar la corriente a lo largo de la vía. A su criterio no se necesita más que una subestación.

Esto abarataría también el precio final de este proyecto en que los sectores coinciden que Costa Rica necesita, pero los cuestionamientos a como está ahora son muchos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here