La Defensoría de los Habitantes denunció que un total de 159 estudiantes con discapacidad, con edades de 0 a 21 años, reciben lecciones en un edificio en condiciones insalubres, deplorables e indignas a pesar de que ya están prácticamente concluidas las instalaciones del nuevo centro educativo.

La institución visitó el sitio actual ubicado en Santa Ana y constató que este no reúne las condiciones básicas mínimas para el abordaje educativo, por ejemplo tiene aulas estrechas en mal estado, estrechas, con calor y poca iluminación.

La directora de Niñez y Adolescencia de la Defensoría, Kathya Rodríguez criticó la falta de agilidad en los trámites para hacer la respectiva entrega.

Kathya Rodríguez – Dir. de Niñez y Adolescencia de la Defensoría

Ante esto, la directora de Fideicomisos del Banco Nacional, Lourdes Fernández indicó mediante un comunicado que se tienen trabajos pendientes por completar y mobiliario faltante, sin embargo, el Consorcio IDECO – RUCO – GCI «no termina de atender esos pendientes, por lo que se encuentra incumpliendo los alcances de lo contratado y además no informa sobre la situación real de sus compromisos con el Fideicomiso en el levantamiento de una obra pública».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here