(Infobae) El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este domingo que convocará nuevas elecciones generales y que renovará la totalidad de los miembros del Tribunal Supremo Electoral tras el dictamen preliminar desfavorable de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los comicios del pasado 20 de octubre. 

Así lo manifestó Morales en medio de una crisis social que atraviesa el país desde hace semanas.

El mandatario, de todas formas, no confirmó cuándo se desarrolla la nueva elección ni si pretende ser candidato.

En ese anuncio, Morales pidió a la población «bajar la tensión» tras las protestas y movilizaciones de la oposición contra las últimas elecciones.

La decisión de Evo Morales llegó luego de que la OEA recomendara anular los comicios del 20 de octubre pasado.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, señaló en un comunicado de prensa que «en virtud de la gravedad de las denuncias y análisis respecto al proceso electoral que me ha trasladado el equipo de auditores nos cabe manifestar que la primera ronda de las elecciones celebrada el 20 de octubre pasado debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente».

El opositor Waldo Albarracín, un miembro del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) de Bolivia, adelantó que su sector no respaldará la convocatoria electoral si Evo Morales insiste con participar como candidato.

Las protestas en Bolivia estallaron la misma noche de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el principal líder opositor, Carlos Mesa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here