El exjugador italiano, Fabrizio Miccoli, fue sentenciado a tres años y medio de prisión por un caso que se abrió en 2010.

En aquel entonces, Miccoli jugaba con el Palermo y le había pedido ayuda a Mauro Lauricella, hijo del líder de la agrupación mafiosa ‘Cosa Nostra’ para recuperar 20 mil euros de un negocio que había hecho un amigo suyo con un empresario en Sicilia.

La Corte de Apelaciones de Palermo, presidida por Massimo Corleo, catalogó la causa como “extorsión agravada por el método de la mafia”.

“Hoy tenemos condenada a una persona absolutamente externa por unos hechos tan serios con el que no los pueden relacionar. Nos enfrentamos a una condena que no tiene correspondencia con los hechos“, aseguró uno los abogados de Miccoli de 40 años.

El plan de los abogados del ex jugador es utilizar un recurso de casación, el cual busca anular una sentencia judicial que contiene una incorrecta interpretación. Ésta será la última opción en la que se centrarán para evadir la pena de prisión.

Fabrizio Miccoli se retiró del fútbol profesional en la temporada 2015-2016.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here