La familia de Stephany Gradys, una joven costarricense que falleció el pasado sábado en Barcelona, España, necesita ayuda para repatriar su cuerpo.

El costo es de unos 9.000 euros, es decir más de ₡6 millones; o bien optar por su cremación, lo cual costaría 4.500 euros; o sea, unos ₡3 millones.

La joven murió de forma repentina a sus 27 años de edad, al parecer por un problema respiratorio. En España estudiaba y era parte del coro de la Iglesia de la Sagrada Familia en Barcelona.

% | % | % Single Page

LEAVE A REPLY

Please enter your name here
Please enter your comment!