Por Alejandro Meléndez D.

El expresidente de la República, José María Figueres invitó al gobierno de Carlos Alvarado a respaldar la solicitud que hizo la Unión Europea (UE), de aplazar la elección de la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), prevista para finales de octubre y por la cual compite la exmandataria Laura Chinchilla.

La primera mujer en ocupar la presidencia en Costa Rica se enfrenta a Mauricio Claver-Carone, quien es asesor cercano del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Según Figueres, una posposición de las elecciones en la cúpula del BID permitiría que una eventual elección del candidato demócrata Joe Biden provoque que este retire la candidatura de Claver-Carone y así dejar un camino más favorable a Chinchilla para asumir el máximo puesto en el banco multilateral.

Desde 1959, que se fundó el BID la costumbre política que se acordó fue que un latinoamericano ocuparía la presidencia y un estadounidense la vicepresidencia, sin embargo, Trumo rompió ese acuerdo al proponer a su asesor como candidato.

Ahora le tocará a la directiva del BID ponerse de acuerdo de acoger el criterio de la UE y aplazar las votaciones.

La tradición de los tres organismos multilaterales indica que el Banco Mundial será dirigido por un estadounidense, el Fondo Monetario Internacional (FMI), por un europeo y el BID por un latinoamericano.

Esa alternabilidad en la diplomacia se vería amenazada en perjuicio de Europa si Estados Unidos consigue presidir el Banco, con sede en Washington DC.

La solicitud de Bruselas es que las elecciones de la presidencia del BID se celebren en marzo de 2021, cuando ya se conozca el resultado de las elecciones de Estados Unidos, a realizarse el 3 de noviembre de este año.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here