A pesar de tener a cuestas denuncias de sacerdotes por presuntos casos de abuso sexual contra menores, donde inclusive uno de los acusados se encuentra en fuga (Mauricio Víquez), la Iglesia Católica no prevé una baja en la participación de fieles durante esta Semana Santa: «Es un escarmiento, exige para todos una vida más santa».

Así lo señaló este lunes en entrevista en Noticias CRC el Padre Germán Rodríguez, prefecto de la Catedral Metropolitana.

Agregó que el llamado para los católicos es a seguir poniendo la mirada y el corazón en Dios y no en los hombres. Al menos en el inicio de la Semana Santa, quedaron satisfechos con la numerosa asistencia de los fieles, y añadió que «tal vez alguien se desanime o se indisponga pero que estemos en banca rota, no».

Padre Germán Rodríguez, Prefecto de la Catedral Metropolitana.

Rodríguez recalcó además que la Iglesia sufre por las situaciones de abuso, pero que no todo es escándalo y no todo es pecado: «Hay más sacerdotes que viven en coherencia, que aquellos que tal vez, por alguna razón han caído en una falta grave; que no ocultamos, que no justificamos, que nos duele, pero que no debe ser motivo para que ningún fiel se desanime en su fe».


Padre Germán Rodríguez, Prefecto de la Catedral Metropolitana.

El prefecto de la Catedral motivó a la juventud, tomando en cuenta que algunas de las víctimas de abuso han sido jóvenes, a que no se desanime: «Lo que ha sucedido es para purificación… ante los acontecimientos hemos tomado consciencia de la coherencia de vida que debemos de tener, pueden acercarse con confianza a la Iglesia» y recordó que ellos son la alegría, el entusiasmo y la vitalidad de la Iglesia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here