Se trata de las doctoras Elizabeth Abrahams y Lissette Retana; ambas pertenecen a la Facultad de Microbiología de la Universidad de Costa Rica. El estudio se realizará en las aguas de diferentes centros turísticos de Guanacaste.

La investigación se da debido a que el pasado 7 de enero, un joven de 15 años falleció a causa de una meningitis provocada por la ameba «Nagleria Fowleri», conocida popularmente como “come cerebros”. 

Según lo revelado por el ministerio de salud, el individuo adquirió la ameba cerca del 25 de diciembre, luego de inhalar agua en las termales de Guayabo de Bagaces

De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, el fenómeno afecta a una de cada 2,5 millones de personas y tiene una mortalidad del 98%. En Costa Rica se han documentado apenas dos casos de este tipo. 

Las muestras ya están siendo procesadas en laboratorio, donde deberán ser expuestas a una serie de pruebas. Los resultados de los estudios se obtendrán a finales de este mes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here