Por Alejandro Meléndez

Joaquín Sabina continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y presenta una «evolución favorable» tras la operación por un «hematoma intracraneal» a la que se sometió este jueves, según el parte médico difundido por el Hospital Ruber Internacional, en el que se encuentra ingresado.

Según este nuevo parte, Sabina debía permanecer ingresado en la UCI al menos 48 horas después de la operación. Y aunque ya se ha cumplido ese plazo, los médicos han informado de que es probable que pase todo el fin de semana en la Unidad de Cuidados Intensivos.

A pesar de ello, el cantante no ha parado de recibir visitas de amigos y familiares, como la de su hija Rocío. Sin embargo, no quieren dar nuevos partes, salvo que haya alguna novedad en la evolución de su estado se salud. Benjamín Prado, escritor y amigo del cantante, contó en Más Vale Tarde que «nada más despertar de la operación, lo primero que hizo el cantante fue pedir un cigarrito«.

Por su parte, el manager de Sabina, José Navarro ‘Berry’, ha señalado que todo sigue «igual» pero «dentro del peligro que conlleva una enfermedad así». Asimismo, ha indicado que Sabina «está bien» y «habla», aunque no saben si el artista «es consciente del problema gordo».

Sabina ingresó el pasado miércoles en este centro hospitalario tras sufrir una caída durante el concierto que ofrecía en el WiZink Center de Madrid junto a Serrat. El percance tuvo lugar alrededor de las 21.00 horas, 30 minutos después de comenzar el concierto, cuando Sabina estaba sobre el escenario pronunciando unas palabras para presentar la mítica canción de ‘Mediterráneo’.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here