Por Alejandro Meléndez D.

La muerte de una joven de apellido Calvo, de 26 años, en La Capri de Desamparados no fue por el incendio ocurrido el martes en la noche, sino que falleció por un balazo en su cabeza.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ), mediante la Sección de Homicidios, presume que el homicidio de Calvo lo cometió su pareja sentimental, de apellidos Taracena Echeverría, quien fue detenido desde ayer en Tibás.

El informe forense reveló que la mujer falleció el lunes, un día antes de que se reportara el incendio.

El director del OIJ, Walter Espinoza, explicó que ahora manejan el caso como un homicidio por violencia doméstica.

Espinoza añadió que el incendio además fue provocado con acelerantes que permitieron borrar evidencia del hecho delictivo.

El funcionario también mencionó que a la víctima le robaron un carro, el cual están buscando y piden colaboración al público en general para ubicarlo.

Taracena Echeverría se mantiene en celdas judiciales y fue puesto a las órdenes del Ministerio Público.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here