Infobae

La justicia británica decidió este lunes no extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos, que lo reclama para juzgarlo por espionaje y podría condenarlo a 175 años de prisión.

El australiano, de 49 años, conoció la decisión de la jueza Vanessa Baraitser, en un caso que sus defensores denuncian como clave para la libertad de prensa.

Al pronunciar su dictamen en la corte penal londinense de Old Bailey, la jueza consideró “demostrado” que el australiano de 49 años presenta riesgo de suicidio y podría quitarse la vida si es procesado en Estados Unidos, donde probablemente sería retenido en condiciones de confinamiento.

Estados Unidos tiene ahora un plazo de 14 días para recurrir esta decisión, y su representante legal confirmó que lo hará. Por su parte, la defensa de Assange pedirá libertad bajo fianza.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le ofreció asilo político a Assange, con la condición de que no intervenga ni interfiera en asuntos políticos de ningún país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here