Por: Andrés Cascante E.

El extécnico de Limón FC, Luis Fernando Fallas, emitió este lunes un comunicado en referencia a lo sucedido el fin de semana, tras quedar fuera del cuadro caribeño.

«No es fácil negociar tus principios y valores por dinero o trabajo», comenzó el estretega.

«Hay dos cosas que duelen más: no ser más el entrenador de Limón FC. Y… por supuesto, el hecho de quedarse sin trabajo», añade el escrito.

Fallas además detalló que ni su esposa e hijas opinaron al respecto, pues fueron testigos de todo lo que sucedió. El preparador añadió que muchas personas lo aconsejaron que dejara pasar por alto el incidente y otros que tenía que mantenerse firme en lo que su mente y corazón sentían.

«Hay un momento que no olvidaré de ese día: cuando se me indica de parte de Gerencia Deportiva y General que si quería dirigir el partido tenía que alinear a Esteban (Alvarado) y si no lo hacía, no podía dirigir el juego. Ese es el momento donde les indico que decidieran ellos y ahí fue cuando me indicaron que si quería despedirme de los jugadores lo podía hacer. Lloré mucho cuando me estaba despidiendo de los muchachos en ese camerino, lloré de orgullo porque pude mirarlos a los ojos y quizá dejarles la mejor enseñanza más allá de los técnico-táctico, principios, valores y disciplina que siempre les inculqué», señala más adelante en el comunicado.

Además, el técnico le agradeció a Reynaldo Parks, directivo del club, por haberle buscado un taxi que lo llevara de regreso a su casa en Limón.

«Yo no renuncié, Gerencia me puso dos opciones y yo les indiqué que la decisión quedaba en ellos…» termina el comunciado.

Hechos previo al duelo frente a Alajuelense

Según informaciones del sábado anterior, el viernes tres jugadores de Limón FC, entre ellos Esteban Alvarado, estuvieron compartiendo hasta altas horas de la noche, en un recinto arriba del apartamento donde vive Fallas.

Tras esa situación, el técnico decidió no convocar a ninguno para el juego frente al campeón nacional que se desarrolló el sábado a las 3 de la tarde.

Sin embargo, la gerencia no estuvo de acuerdo con la decisión del técnico y a raíz de eso, se llevó a cabo el despido.

Limón terminó perdiendo el duelo 2-0, con Alvarado defendiendo los tres palos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here