Por Alejandro Meléndez

La magistrada de la Sala Primera, Rocío Rojas propuso ayer en la sesión de la Corte Plena, que los teléfonos de los periodistas deberían poder ser intervenidos con el fin de que se pueda conocer quien es la fuente que filtra información confidencial.

Rojas explicó que filtrar información de carácter judicial es un delito y esa acción no debería quedar impune.

Las magistradas Patricia Solano y Nancy Hernández adversaron la posición de Rojas y aseguraron que si se filtra información del Poder Judicial a la prensa, es responsabilidad de la Corte investigar a sus propios funcionarios y no perseguir a los medios de comunicación.

El presidente del Colegio de Periodistas, Belisario Solano condenó la intención de la magistrada Rojas y mencionó que afectaría la libertad de prensa y por ende la democracia.

La Corte discute una reforma a los protocolos de información del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), a la prensa. Además, la Corte trabaja en una posible reforma a la Ley de Registro, Secuestro y Examen de Documentos Privados e Intervención de las Comunicaciones.

En 2008, la Sala Constitucional resolvió que intervenir los teléfonos de los periodistas cuando se trate de aspectos de su trabajo es absolutamente inconstitucional. También el alto tribunal expresó que un juez tampoco puede ordenar a un comunicador que revele una fuente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here