La Sala Constitucional está cumpliendo 30 años de existencia. ¿Ha cumplido su propósito?, ¿Es hora de analizar su papel y replantearlo? y ¿Qué requiere hoy este órgano operar con mayor eficiencia?

Noticias CRC se dio a la tarea de conversar con representantes de distintos sectores para conocer sus criterios sobre este órgano que nació para garantizarle a los costarricenses sus derechos constitucionales.

Noticias CRC conversó con cuatro abogados que ostentan o han ostentado puestos diferentes en los tres poderes de la República. Todos coinciden en que el papel de la Sala Constitucional ha cumplido su objetivo en estas tres décadas y ha acercado la justicia de una manera pronta y cumplida al ciudadano.

Sin embargo, tres de ellos creen que es el momento de que el país inicie una discusión para revisar y plantear reformas a las potestades que tiene este tribunal con el fin de agilizar más sus tareas y para darle más independencia, incluso de sacarla de la corte suprema de justicia y darle vida propia.

Para el exdiputado y doctor en derecho constitucional, Álex Solís, la Sala ha cumplido su propósito y es de orgullo nacional contar con un organismo tan cercano a las personas.

Para Solís, a la Sala hay que ayudarle a buscar opciones para aliviar la cantidad de recursos que resuelve sin manosear la cercanía del sistema de justicia a los costarricenses. Y es que las acciones presentadas ante este organo judicial son cada vez más.

Según datos de la Corte Suprema de Justicia, en el 2015 la Sala votó 17.761 recursos y el año pasado esa cifra llegó a 21.865.

De esa cifra cerca del 90% son recursos de amparo presentados por los costarricenses, el resto son habeas corpus, acciones de inconstitucionalidad consultas legislativas, judiciales y de competencia.

El magistrado presidente de la Sala Constitucional, Fernando Castillo, contó que ellos ven cerca de 360 asuntos diarios y reconoce que eso representa un desgaste emocional.

Castillo se mostró anuente a que se planteen reformas que fortalezcan al tribunal.

Los costarricenses han encontrado en esta entidad la puerta de acceso a la justicia y acuden a ella a través de recursos de amparo y recursos de habeas corpus.

De acuerdo con la Constitución Política en el artículo 48, la Sala debe garantizar que toda persona tenga derecho al recurso de hábeas corpus para asegurar su libertad e integridad personales.

También indica que se tiene el derecho al recurso de amparo para mantener o restablecer el goce de los otros derechos consagrados en la Constitución en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos.

El expresidente Miguel Ángel Rodríguez reconoce que la Sala Constitucional ha interpretado la Constitución que fue el objetivo fundamental de su creación y añade que las reformas mejorarán su funcionamiento.

La actual diputada del Partido Acción Ciudadana y expresidenta del Congreso, Carolina Hidalgo destacó que al tener Costa Rica un parlamento unicameral, la Sala Constitucional cumple un rol importante de revisión de la normativa de previo a su aprobación.

La Sala Constitucional cuenta con 7 magistrados quienes en este momento son Jorge Araya, Luis Fernando Salazar, Paul Rueda, Fernando Cruz, Fernando Castillo, Nancy Hernández y Marta Esquivel, esta última magistrada suplente en una plaza vacante.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCDE, señaló en su informe sobre Costa Rica que la Sala Constitucional aporta significativamente al acercamiento del servicio de justicia a la ciudadanía.

Quizás 30 años después de su creación sea el mejor escenario para comenzar a discutir sus mejoras y tomar decisiones en beneficio de la sociedad costarricense.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here