El pequeño estado de New Hampshire juega un rol decisivo en la carrera presidencial en Estados Unidos y allí los demócratas decidirán hoy cuál es su candidato preferido para enfrentar a Donald Trump en noviembre.

Cada cuatro años, este estado de 1,3 millones de habitantes es invadido por los equipos de campaña de los candidatos, que esperan ganar la primaria. 

Iowa es considerado el pitazo inicial de las primarias, pero New Hampshire marca el tono y define la salida de los candidatos más débiles del pelotón.

En Iowa el ganador fue el precandidato Pete Buttigieg, sobre los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren. También por encima del exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg y el exvicepresidente Joe Biden.

Los resultados de esta centenaria primaria en New Hampshire son observados con atención por el resto del país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here